Cruceros fluviales más recomendados Google+
Email: info@crucerosfluviales.es
Solicitar presupuesto personalizado

Danubio (Austria…)

Tweet
Vea los Cruceros de este RioAmpliar Mapa

El río Danubio (antiguo Danubius, y en su curso inferior, Ister; en alemán, Donau; en eslovaco, Dunaj; en húngaro, Duna; en serbocroata y en búlgaro, Dunav; en rumano, Dunărea; en ucranio, Dunay), río de Europa, el segundo en longitud y una de las principales arterias del continente. Es el único río europeo de importancia que fluye de oeste a este. Nace en la región de la Selva Negra, en Alemania, y fluye en dirección este durante unos 2.850 km, desembocando, dentro del litoral rumano, en el Mar Negro.

El Delta del Danubio, una región de marismas y pantanos deshabitados, atravesados por elevaciones arboladas, es una importante reserva natural, declarada en 1991 Patrimonio Natural de la Humanidad. El Danubio es navegable por barcos transoceánicos hasta Brǎila, en Rumania, y por embarcaciones fluviales hasta Ulm, en Alemania, a una distancia de unos 2.575 km de su desembocadura. Aproximadamente 60 de los 300 afluentes del Danubio son navegables. Los principales, en el mismo orden en que se unen con el Danubio son Lech, Isar, Inn, Morava, Váh, Raab, Drava, Tisza, Sava, Siret y Prut.

La cuenca del Danubio, con una superficie de más de 777.000 km2, incluye territorio de Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Eslovenia, Croacia, Serbia, Montenegro, Bosnia-Herzegovina, Rumania, Bulgaria y Ucrania. Entre las ciudades importantes que surgen a lo largo del curso del río están Ulm, Ratisbona y Passau, en Alemania; Linz y Viena, en Austria; Bratislava, en Eslovaquia; Budapest, en Hungría; Belgrado, en Serbia; y Galaţi y Braila, en Rumania. Hay canales que unen el Danubio con los ríos Main, Rin y Oder. El valle del Danubio entre Linz y Viena, en Austria, es conocido por sus espectaculares paisajes.

El Danubio ha sido siempre una ruta importante entre la Europa occidental y el Mar Negro. En el siglo III d.C. formaba el límite septentrional del Imperio romano en la Europa suroriental. A principios de la edad media, los godos, hunos, ávaros, eslavos, magiares y otros pueblos nómadas cruzaron el Danubio para invadir el Imperio romano y más tarde el bizantino. Sirvió de ruta a los cruzados hacia Bizancio (Constantinopla) y desde allí hasta Tierra Santa; más tarde, facilitó el avance (que empezó a finales del siglo XIV) de los turcos otomanos hacia Europa central y occidental. En el siglo XIX se convirtió en un vínculo entre los florecientes centros industriales alemanes y las zonas agrícolas de los Balcanes. En esa época, la mayor parte del curso medio y alto del río estaba dentro del Imperio Austro-Húngaro, en tanto que la parte baja pertenecía al decadente Imperio otomano. Conforme el control turco sobre los Balcanes se debilitaba, Austria y las otras potencias europeas se movieron para evitar que Rusia se hiciera con el estratégico delta del Danubio.

El Tratado de París (1856), que ponía fin a la guerra de Crimea, estableció una comisión europea que controlara el delta. La comisión hizo una serie de cambios en el mismo y en la parte baja del curso del río, que beneficiaban la navegación. En 1890, el gobierno austriaco inició una serie de mejoras en la parte del río conocida como la Puerta de Acero.

El Tratado de Versalles (1919), con el que concluyó la I Guerra Mundial, confirmó la comisión europea y estableció otra para controlar el Danubio en su curso superior. Durante la II Guerra Mundial, las comisiones fueron abolidas por la Alemania nazi, que controló la totalidad del río desde 1940 hasta 1944. Después de la guerra, los países del bloque comunista ribereños del Danubio formaron una nueva comisión del Danubio, que tenía su sede en Budapest. Austria fue admitida en 1960 y la República Federal de Alemania en 1963.

La construcción de la presa de Gabčíkovo, situada en el sur de Eslovaquia (a unos 160 km de Budapest), que se inició en la década de 1980, cambió el curso del río, dando como resultado el aumento de la tensión política entre Hungría y Eslovaquia a principios de la década de 1990. El proyecto de la presa (acordado en un tratado firmado en 1977 y por el que ambos países se comprometían a construir presas anejas a ambos lados del Danubio para facilitar la navegación y promocionar el desarrollo industrial) era en principio un esfuerzo común entre los gobiernos checoslovaco, húngaro (y austriaco), pero debido a la presión política de, entre otros, los grupos ecologistas, Hungría y Austria se retiraron del proyecto, que fue continuado por Eslovaquia de forma unilateral tras la disolución de Checoslovaquia. Eslovaquia terminó de construir la presa a pesar de las protestas del gobierno húngaro.

En 1993 la Unión Europea, a la que aspiraban integrarse ambos países, intervino en la disputa exigiendo a las partes enfrentadas que se sometieran al arbitraje del Tribunal Internacional de Justicia de Naciones Unidas.

Afluentes del Danubio:

El río Tisza:

El Tisza, río de Europa oriental, es un afluente importante del Danubio y el principal de Hungría, famoso por la abundancia de peces en sus aguas. Se forma por la confluencia de dos corrientes, el Tisza Negro y el Tisza Blanco, en la vertiente ucraniana de los Montes Cárpatos. A lo largo de 1287 km serpentea hacia el noreste, suroeste y, por último, hacia el sur, desembocando en el Danubio, en la zona septentrional de Serbia, tras discurrir durante los últimos 483 km en paralelo a este río.

 

Conoce Europa a través de un crucero fluvial con el especialista en cruceros fluviales, te ofrecemos las mejores ofertas, viaja por los ríos más importantes de Europa y del mundo.
C/ Ricardo Ortiz, 14 - 28017 Madrid. C.I.C.MA 1230 - (0034) 91 309 5131 info@crucerosfluviales.es - © Todos los derechos reservados Crucemar 2010 - Google+

 © Con la tecnología y diseño de Santiso Asesores: Diseño Web - SEO Posicionamiento - Redes Sociales (SMO)